>

Servicio de Asistencia Técnica

Aire acondicionado y Calentadores de agua en Madrid

Servicio técnico electrodomésticos Madrid
 
Zona norte: 91 575 08 26
Zona Centro: 91 575 08 26
Zona Sur: 91 565 50 17

Calle Cesar González Ruano,15


Madrid,Madrid, 28027

  • Facebook Asistencia Técnica Jesaga

¿Cómo elegir una placa: Luz o Gas?

Una pregunta que nos hacemos cuando vamos a reformar una cocina o cuando se ha estropeado lo que teníamos y tenemos que cambiar de aparatos es: ¿queremos una placa de luz o una placa de gas? Para gustos colores y lo mismo con los funcionamientos, pero te ayudamos desde Jesaga a decidirte si no lo tienes claro.

Como ya hemos comentado anteriormente en nuestro post de conjunto de encimera y horno, a veces no sólo nos asalta la duda sobre colores, formas y qué hacer cuando algo se estropea en casa, si arreglarlo o comprarlo nuevo. Otra duda que tenemos y especialmente con las placas es si usar Gas o usar Luz. Aquí las preguntas suelen ser ¿cambio a gas?, ¿cambio a luz?, ¿qué tipos de placas hay en el mercado?, ¿qué necesito realmente?. No desesperes, con un par de preguntas basta, te ayudamos enseguida.

 

Placas de Luz: estas placas (vayan conectadas a un horno o tengan mandos independientes) tienen dos variantes, hablemos de ellas:

 

  • Vitrocerámica:

Este tipo de placas funcionan con resistencias que se empiezan a calentar en cuanto las encendemos y poco a poco cogen la temperatura deseada.

 

* Lo malo: Son más lentas y consumen más energía porque, aunque no tengas puesta la vajilla sobre el fuego aquello coge un color rojizo que nos indica que ya está en funcionamiento y si se te olvida, pues va consumiendo luz sin estar utilizándose. Cuando se apagan el calor residual es muy alto y tarda en enfriarse.

 

* Lo bueno: Su precio es muy bajo, son muy fiables y si realmente no se usa mucho es una buena opción para pasar del gas a la luz.

 

  • Inducción:

Este tipo de placas funcionan con imanes, es decir, aunque las enciendas, no empiezan a calentarse hasta que no coloques la sartén o la olla encima, por ello consumen muy poco en comparación con las placas de vitrocerámica.

 

* Lo malo: cuestan mucho más que las de vitrocerámica. A veces tienes que cambiar parte de tu vajilla pero ¿tienes que cambiar toda tu vajilla? Pues no. Basta con que pruebes con un imán normal toda tu vajilla y las que atraigan al imán te sirven, las otras no, pero ya prácticamente todas son compatibles con todos los fuegos, al menos que tengas vajilla de hace 40 años y aún así, ¡prueba el imán!

 

* Lo bueno: Estas placas son las que más abundan en el mercado actualmente, las hay de 60, 70, 80 y hasta 90 cm de largo, con lo que depende del diseño de tu cocina y lo que quieras tener de prestaciones, hay mucho de donde escoger. Lo importante de estas placas es que, aunque consumen luz, son muy rápidas y sólo funcionan por imanes como ya hemos dicho así que son, a largo plazo, más económicas si cocinas mucho en casa.

 

Placas de Gas: estas placas funcionan con gas butano o gas natural, hay algunas marcas que fabrican los mismo modelos con ambas variantes pero es súper fácil cambiar de un gas a otro, para ello estamos nosotros desde Jesaga, para cambiarte los coloquialmente llamados “chicles” y adaptar tu placa al tipo de gas que uses. Las hay en acero y en cristal con lo que tienes para escoger el diseño que más se amolde a tu cocina.

 

* Lo malo: algunos dicen que es el mantenimiento pero en realidad es muy sencillo, la limpieza es a lo mejor más tediosa que en las placas lisas de luz pero aún así no es para tanto. Hay otros que opinan que el tiempo de cocción es más lento que con luz pero para ello el cocinero o cocinera mandan así que no es un punto determinante para no comprar una placa de gas.

 

* Lo bueno: el consumo de gas, en comparación con la luz es más de 10 veces menor, tus facturas de gas no tendrán nada que envidiarle a las de luz y en sí el cocinar con fuego te permitirá tener fuegos grandes para paellas o pucheros que en una placa de luz no quedarían igual de buenos.

 

Algo muy importante y como consejo es que SIEMPRE cuentes con un instalador oficial para tus placas, sobretodo de gas, ya que si ocurre cualquier fallo o incidente, es la empresa instaladora la que se hace cargo de su propia instalación. Por ello llámanos o envíanos un e-mail si tienes dudas antes de colocarte tanto una placa como otra y te brindaremos toda la información necesaria para que tomes la mejor decisión.

 

En Jesaga siempre estamos a tu disposición, con financiación a tu medida y los mejores precios de instalación, no lo olvides.

 

¡Compártelo en las redes sociales!

Más entradas del Blog

Financiación:

Garantía:

 Instalación de Aire Acondicionado y calefacción con financiación en Madrid.

Reparación de electrodomésticos con garantía en Madridgarantia-1-anyo-en-instalaciones

Presupuesto instalación y reparación Aire Acondicionado en Madrid sin compromiso

Teléfono: 91 565 50 17, Fax: 91 575 08 26
Móvil (Urgencias) 690 629 577
Calle Cesar González Ruano, 15, MADRID 28027
Miembro asociado AsefosamEmpresa Miembro ConaifArbritraje de consumo de la comunidad de Madrid 

Inicio - Instalación Gas - Instalación Aire acondicionado - Instalación Calderas y calentadores - Reparación Electrodomesticos

Instalación y mantenimiento de calderas en Madrid

Webs Amigas